Un nuevo inicio

Con la incorporación de Fino y SAO, incursionamos en el negocio de la molienda de granos de soya y girasol, lo que se traduce en nuevas vías de crecimiento.

Nos preocupamos por trabajar muy de cerca con los agricultores, brindándoles el soporte necesario para lograr una cosecha de alta calidad, además de capacitarlos en aspectos técnicos.

De la molienda se originan dos subproductos: uno sólido (la harina) y otro líquido (el aceite crudo). La harina es muy valorada en la alimentación animal, y aquí es donde se produce una primera sinergia: Vitapro, nuestra empresa de alimentación acuícola, requiere parte de esta harina para la fabricación de sus productos; lo mismo sucede con Alicorp Soluciones, cuya división de Soluciones Nutricionales ofrece alimentos para los sectores agrícola y ganadero.

Por su parte, el aceite tiene dos destinos. En primer lugar, se refina para la producción de aceite vegetal y derivados, como margarinas, mantecas y una gran variedad de productos de consumo masivo. En tanto, el aceite crudo se vende a otras compañías o se exporta.